sábado, 30 de octubre de 2010

Contacto con habitantes de la comunidad de La Vega para la construcción autógena de mesas para cultivos organopónicos

El pasado 22 de octubre un grupo de los integrantes del Servicio Comunitario, los bachilleres Víctor Theoktisto, Rígel Sergent y Gabriel Leal, acompañados del profesor Trino Baloa realizaron una visita al sector Cangilones de la Carretera Negra de Los Mangos de La Vega para tener una asesoría de parte de integrantes del Concejo Comunal El Despertar de la Comunidad sobre la fabricación de las mesas que servirán como soportes para los cultivos organopónicos.
Para la construcción de estas mesas se requiere de listones de madera, plástico N° 10 y el fertilizante orgánico a usar, en este caso el fertilizante es una mezcla de cascarillas de arroz y sobras de café.
La orientación para fabricar la mesa estuvo a cargo del vocero de contraloría del consejo comunal, el señor Alexis Rojas.

Primeramente se procedió a clavar los travesaños en las mesas para que éstas no "bailaran". A pesar de la aparente simpleza de la operación la colaboración del señor Rojas fue de suma ayuda para hacer más fácil esta labor; por ejemplo, indicó como remover los clavos que se doblaban de una manera más eficiente o cómo clavar los clavos hasta una cierta altura en una posición más cómoda para hacer más rápido el trabajo. En las siguientes fotos se puede ver al equipo en esta etapa del trabajo.

Una vez armada la mesa se procedió a la labor propiamente concerniente al cultivo como tal. Sobre la superficie de la mesa se colocó el plástico N° 10, y se fijó a la mesa en este caso usando chinches, aunque para un mejor agarre se usa una engrapadora. Una vez fijado el plástico a la mesa se procedió a abrirle huecos entre las rendijas de las tablas que lo sostienen, que sirvan como un escurridero para el agua una vez que el cultivo entre en funcionamiento (si se hace click sobre la imagen se pueden observar los pequeños huecos).

Finalmente se procedió a vertir el fertilizante sobre la superficie de la mesa, como ya se dijo antes en cantidades iguales de cascarilla de arroz y sobras de café. Se debe vertir suficiente fertilizante hasta llegar a los 6 cm de los 10 cm de altura que tiene la superficie de la mesa. Una vez que se hallan vertido ambos componentes del fertilizante se deben mezclar bien hasta obtener una mezcla homogénea para aprovechar todos los nutrientes correctamente. Esta operación debe hacerse siempre con guantes, ya que el café tiende a descomponerse muy rápido, y el contacto con él puede ser nocivo.
Una vez que el Sr Rivas terminó con su explicación se hizo una visita por el sector al que pertenece el concejo comunal, pudiendo apreciar los efectos de las recientes lluvias en las construcciones de la zona. En la foto que está a continuación se pueden apreciar claramente 2 zonas


Esto es una nueva muestra de cómo la Academia, a través de figuras como las tesis de grado y/o los servicios comunitarios, apoyando a las comunidades organizadas puede contribuir a la construcción de una sociedad más igualitaria, rescatando los valores que se impulsan en la transformación de la patria, y que alguna vez caracterizaron a la UCV.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada